LA COMPAÑÍA DEL TRANVÍA DE SAN SEBASTIÁN, El Bus de la rana, era un animal en peligro de extinción en Donostia, la ranita meridional de los humedales de Igara y Mendizorrotz, y que muchos conocen comola ranita de Igueldo, es desde 2005 la imagen de los autobuses de la Compañia de Tranvía de San Sebastián. Pero antes de ésto pasaron muchas cosas, muchas, leed si teneis interés. No os arrepentireis:

En la fotografía superior varios guardiaciviles  (a pie y a caballo) observan en el año 1929 la llegada de un tranvía de la línea de Venta Berri, probablemente en la calle Matía.

La  historia del tranvía de San Sebastián se inicia en 1886 con la concesión administrativa a Eusebio García Lejarraga, quien la vendió a un grupo de inversionistas que se comprometieron a crear una compañía para su gestión: la Compañía del Tranvía de San Sebastián, constituida a tal efecto en agosto de 1886.

La explotación del tranvía en Donostia-San Sebastián comenzó el 18 de julio de 1887 entre Ategorrieta (donde se instalaron las cocheras) y la Concha, pasando por el Boulevard. Al año siguiente la línea se prolongó por el Este hasta el Antiguo y por el Oeste hasta Pasajes Ancho. En 1890 quedó completado el trazado al llegar por un extremo a Rentería y por el otro a Venta Berri (Antiguo). Durante los diez primeros años la fuerza de las caballerías fue la encargada de mover los tranvías, que en razón de su tracción eran llamados “tranvías de sangre”. Quien pensaba que los caballos se transformarian en el bus de la rana.

La electrificación llegará en 1897,  aunque ésta no se completará hasta el año 1915, en el que desaparece la tracción de sangre. Simultáneamente nuevos trazados de vía completaron la red existente: independización de la línea Venta Berri-Boulevard mediante un trazado por la Avenida de la Libertad (1903), desdoblamiento de la vía entre Ategorrieta y Rentería (1908), ruta alternativa al Boulevard (Calles Camino-Andía, 1913), línea de Amara (1915), desdoblamiento Miracruz-Ategorrieta (1916), etc.

A partir de 1915 la explotación tranviaria entra en crisis y en la década de 1940 la situación económica de la Compañía se hizo insostenible, máxime cuando la concesión terminaba en el año 1950. Por ello, a cambio de una prórroga de 20 años en la concesión, la CTSS se comprometió a sustituir los tranvías por trolebuses, proceso que tuvo lugar entre 1948 y 1952. Únicamente se mantuvo en servicio una línea residual de tranvía entre Ategorrieta y Herrera, que desapareció el 21 de julio de 1958.

En la fotografía, de 1948, el tranvía discurre por las actual plaza de Euskadi (en la época se denominaba del 13 de septiembre) hacia Miracruz. Nótense cómo, según era frecuente, algunos viajeros van dispuestos en los estibos del tranvía; uno de ellos porta incluso en la mano una marmita de considerables dimensiones. La posición de la percha indica que va en dirección hacia la derecha, es decir hacia Herrera. Los últimos tranvías circularon por las vías donostiarras en 1958.

San Sebastián estuvo comunicada con los pueblos que le rodeaban por medio de tres lineas de ferrocarril o tranvía: el Ferrocarril de San Sebastián a Hernani (aunque todo el muno lo llamaba el tranvía de Hernani), El ferrocarril de San Sebastián a la Frontera Francesa (que todo el mundo llamaba Topo) y el Tranvía de San Sebastián a Tolosa.

En 1954 el Ayuntamiento prohibió que tanto el Topo como el ferrocarril de Hernani circularan por las calles de la ciudad, trasladando su estación término al barrio de Amara. Esta circunstancia motivó un fuerte descenso de usuarios, que unido a la obsolescencia del material fijo y motivó la supresión del servicio a Hernani en el año 1958. Obsérvese como este “tranvía de Hernani” (el rotulo frontal, medio borrado, puede leerse “Hernani” parece que ha sufrido algún accidente y que forma parte del convoy un vagón de mercancías.

En esta imagen tomada en 1918 en la estación de Irun, se pueden ver los vagones originales del “Topo”. En los últimos años algunos fueron recarrozados y cuando se suprimió el Ferrocarril a Hernani, su material móvil fue asumido por el Topo.

Los tranvías estaban en 1949 en fase de sustitución por trolebuses y autobuses, por ello se ven aún los raíles en el asfalto.

El trolebús del primer plano es un Hispano-Suiza. Estos trolebuses comenzaron a prestar servicio en el año 1947 y fueron retirados en su mayor parte en 1963, si bien fueron recarrozados por Irizar entre los años 1965 y 1968. Además de estos trolebuses, prestaron servicio en San Sebastián los BUT-Seida (1950-1974) y BUT-Carde (1951-1974), así como los BUT de dos pisos (1961-1973) comprados éstos de segunda mano a la red de transporte de Londres

El autobús que se aprecia al fondo es un Leyland modelo Tiger, operativos en la flota de la Compañía del Tranvía de San Sebastián entre los años 1948 y 1967, inconfundibles por su frontal disimétrico.

En 2018, los servicios más usados de las 29 líneas diurnas que tiene hoy la Red, es la línea 28 (Boulebard-Miramón) no solo en San Sebastián sino en todo Euskadi. Le siguen la 13/Altza) y la 5 (Benta-Berri).

 

 

El ayuntamiento de San Sebastián ha confirmado que la línea 28 recibirá en breve un nuevo autobús. Será el Irizar ie Tram. Un modelo eléctrico y articulado que cubrirá el recorrido entre  las paradas de Amara y Hospitales. Uno de los trayectos con más pasajeros de la ciudad vasca.

Como recordamos, este modelo cuenta con un cuerpo de 18 metros y capacidad para hasta 155 pasajeros, y un aspecto más cercano al de un tranvía que al de un bus. A diferencia de los otros autobuses eléctricos que circulan por la ciudad, no se cargará por las noches. En su lugar la empresa municipal instalará un cargador rápido en la parada final para recuperar suficiente energía como para continuar .

Os imaginais el BUS DE LA RANA ELÉCTRICA.

Para finalizar os facilito un enlace que será de vuestro interés, si decidís probar el Bus de la Rana, en resumen os facilito los horarios en los que se le puede ver a nuestra rana circular por el día y a qué hora se acuesta: https://www.dbus.eus/es/usuarios/lineas-y-horarios/